EJERCICIOS PARA SANAR EL DOLOR DEL NERVIO CIÁTICO, CADERA Y ESPALDA.

Enlaces Patrocinados

Puede que nos parezca algo contradictorio, pero el ejercicio físico moderado es la mejor terapia para mejorar nuestra calidad de vida e...


Puede que nos parezca algo contradictorio, pero el ejercicio físico moderado es la mejor terapia para mejorar nuestra calidad de vida en caso de que suframos dolor del nervio ciático, de cadera o espalda.

Loading...


En caso de que el del dolor sea intenso sí será recomendable pasar un pequeño tiempo de reposo. Sin embargo, la inmovilidad permanente recrudece aún más este tipo de patologías tan comunes. No podemos olvidar que el movimiento es vida y que el ejercicio activo favorece la salud de los discos vertebrales.

El simple movimiento y esos ejercicios que logran una adecuada armonía de todas las estructuras de nuestra columna vertebral facilitan el que se lleven a cabo adecuados intercambios de líquidos y nutrientes hacia todas estas delicadas estructuras.

De este modo, combatimos la presión en el nervio ciático y reducimos la inflamación de la cadera y la sobrecarga de la espalda.

Ten en cuenta quen en ocasiones, nuestro peor enemigo es el propio “miedo al dolor” y al clásico razonamiento de “mejor no me muevo no sea que me duela”.

Estos ejercicios sencillos te darán alivio, te ofrecerán una mejor movilidad y una adecuada calidad de vida. Te invitamos a tomar nota de ellos.

1. Posición mariposa para tratar el dolor del nervio ciático, de espalda y cadera
Enlaces Patrocinados

Tal y como hemos indicado al inicio, este tipo de ejercicios los podremos llevar a cabo solo si el dolor de nuestra cadera, espalda o nervio ciático no es intenso.

En cuanto las molestias sean moderadas, llevaremos a cabo esta rutina de estiramientos y posturas cuyo objetivo es mejorar la resistencia y la salud de nuestros huesos, nervios y articulaciones.

Claves llevar a cabo la postura “mariposa”

Siéntate en el suelo, sobre una alfombra, con las piernas abiertas y flexionadas. 
Procura tener al inicio del ejercicio la espada bien recta. 
Debemos intentar que las plantas de los pies queden unidas. 
Sujeta tus tobillos mientras lo haces. 
Si no puedes llegar a esta posición no pasa nada. Día a día lo iremos consiguiendo, pero es conveniente ir poco a poco. Más tarde, puedes empezar a inclinarte hacia adelante, hasta que sientas una ligera presión en la cadera. Mantén esta postura 5 segundos, relájate y vuelve a repetirlo.

Enlaces Patrocinados




2. La postura del pájaro

Este ejercicio es uno de los más interesantes para aliviar el dolor del nervio ciático así como de espalda o cadera. Vamos a poner en movimiento todas esas áreas más conflictivas y por ello, es muy importante que seamos constantes, que llevemos a cabo cada día este ejercicio durante 5 o 10 minutos.

Claves del ejercicio del pájaro

Ponte a cuatro patas sobre la alfombra.
Las manos deben quedar muy firmes y pegadas al suelo.
A continuación, coloca la rodilla derecha tras la mano izquierda mientras levantas un poco la otra pierna (para lograrlo, deberás inclinar un poco la cadera).
Mantén esta posición durante 10 segundos.
Descansa y repite lo mismo en la otra pierna (la rodilla izquierda debe quedar tras la mano derecha).



3. Ejercicios en una silla

Continuamos nuestra rutina con un ejercicio sencillo que puedes llevara cabo en cualquier momento del día.

Toma nota de las claves de cada paso para lograr un auténtico beneficio en la espalda y la cadera y para aliviar el dolor del nervio ciático.
Enlaces Patrocinados

Pasos del ejercicio en la silla

Elige una silla firme y segura.
Siéntate un poco adelantado, casi al borde de la silla.
Coloca la pierna derecha sobre la izquierda, de modo que el tobillo quede casi pegado sobre esa rodilla.
Mantén esa posición 10 segundos, toma aire y ahora, inclínate hacia delante con la espalda bien recta.
Repite el mismo ejercicio con la pierna contraria.



Ejercicios sobre la cama o el sofá

Tal y como hemos visto hasta ahora, esta serie de ejercicios los podemos llevar a cabo con total normalidad en casa.

Lo más importante es recordar algo esencial: esta rutina no sirve solo para aliviar el dolor, nos va a permitir, ante todo, a prevenirlo.

Hemos de tomar conciencia de que, cada día, es necesario encontrar 35 minutos para llevarlos a cabo.

Los practicaremos con calma, sin dolor pero favoreciendo siempre esa tensión, esa flexibilidad y resistencia de donde surgen los auténticos resultados.


No olvides suscribirte a nuestro canal de YouTube. Tenemos guías, tips, motivación y mucho mas.


Quizas te pueda interesar

GYM 3813759734989287402

SIGUENOS EN FACEBOOK

Loading...

Mas vistos

item