9 MANERAS PARA DEJAR LAS GASEOSAS DEFINITIVAMENTE.

Enlaces Patrocinados

Sabemos que los refrescos no son buenos para nuestra salud, pero… ah cómo se pueden antojar. Siendo tan dulce, refrescante y energizant...


Sabemos que los refrescos no son buenos para nuestra salud, pero… ah cómo se pueden antojar. Siendo tan dulce, refrescante y energizante, es fácil pensar que es justo lo que necesitamos para bajar la cena, para acompañar las palomitas mientras ves una película en Netflix o simplemente porque tienes sed.

Loading...

Pero entre más soda consumas, más aumenta el daño y el peligro que este mal hábito puede hacer en tu salud. No importa si eres una persona que consume un 6-pack al día, o si eres un consumidor ocasional; el disminuir tu consumo de sodas (gaseosas, chescos, refrescos o como quieras llamarle) puede tener grandes beneficios para tu peso y salud en general.

Aquí te compartimos unos tips que te ayudarán a dejar y/o disminuir el consumo de sodas.

1.- Disminuye gradualmente tu consumo
“Las personas pueden realmente convertirse en adictos a la soda, así que tienes que ser realista y no idealista”, afirma la nutrióloga Stefanie Sacks. “No les recomiendo intentar cortar el consumo en su totalidad, necesitas disminuir gradualmente, de la misma manera que lo harías para dejar cualquier otra cosa de la cual te haz vuelto dependiente”.
Enlaces Patrocinados

Si usualmente tomas soda varias veces al día, la nutrióloga recomienda reducir la ingesta a sólo una soda diaria. “Hazlo por dos semanas, luego disminuye a 3 sodas a la semana, esto te dará la oportunidad de disminuir gradualmente, lo cual te conducirá a un cambio de consumo en realidad”.

2.- Mezcla agua
Además de disminuir la cantidad de veces que tomas soda, también puedes tomarte una bebida mitad soda y mitad agua. “Automáticamente estarás tomando menos soda, te hidratarás y te llenarás de agua, lo cual es bueno”, afirma la nutrióloga.

Existe otra ventaja sobre tomar agua: se disminuye la cantidad de azúcar ingerida, una de las cosas a las que las personas se acostumbran en realidad. Si tomas menos azúcar, tus glándulas gustativas cambiarán y muy pronto no necesitarás más de esa azúcar extra en tu vida.

3.- Comienza a monitorear tus calorías
Si simplemente estás empinándote sodas sin ponerte a pensar en el impacto que éstas tienen en tu cintura, prepárate para una cruda realidad: cada 354ml (una lata) de refresco de cola contiene 140 calorías, mientras que una de 600 ml (botella de plástico) contiene 240 calorías.

Instalar una aplicación en tu celular que monitoree tu consumo de calorías, puede ayudarte a darte cuenta de qué tanto mal hacen estas bebidas en tu consumo calórico diario. En vez de volver a llenar el vaso de soda (refill tras refill), comienza a poner atención a cuanto estás tomando en realidad; ya que lo hagas, probablemente te encuentres más dispuesto a disminuir tu consumo.
Enlaces Patrocinados

4.- Haz la cuenta y date cuenta
Otra muy buena manera de disminuir tu consumo es pensando en cuánto ejercicio tienes que hacer para quemar esas calorías extra. En un estudio realizado en la Universidad de Hopkins en 2014, investigadores colocaron anuncios en diferentes lugares dentro de los supermercados, advirtiendo que una soda de 600ml te tomaría una caminata de 50 minutos o de 8 km para llegar a quemar las 240 calorías consumidas. Cuando los consumidores adolescentes veían estos anuncios, la tendencia general fue que compraron una soda más pequeña, un agua o ninguna bebida. “Cuando explicamos las calorías en un lenguaje fácil de entender, como cuántos kilómetros de caminata necesitarías para quemarlas, podemos fomentar un cambio de conducta”, explicaron los creadores del estudio.

5.-Cambia a Té sin endulzantes
¿Tomas Coca-Cola en las mañanas porque necesitas cafeína para despertar? Si no eres un bebedor de café, te recomendamos mejor tomar una taza de té sin azúcar. Puede ser igual de refrescante y tendrá muchos beneficios al ingerir los fitoquímicos que el té contiene.

Si no te gusta el sabor del té solo, puedes mezclarlo con un poco de limón, menta o una pequeña porción de azúcar o endulzante, mientras haces la transición de tu etapa de tomar soda. Lo importante en realidad es que estés consciente de lo que estás ingiriendo con tu bebida.

6.- Toma un vaso de agua primero
Cuando sientas la tentación de tomar una soda, llena un vaso de agua fría y tómatelo primero. Muchas veces las personas toman soda sólo porque están aburridas o sedientas, y tienen soda al alcance o están acostumbrados a tomarla.

Si aún tienes el antojo de soda después de tomarte el agua, entonces puedes reconsiderar si realmente vale la pena, pero probablemente tu sed ya estará saciada sólo por tomar agua.

7.- Dale una oportunidad al agua mineral
Si extrañas las burbujas, intenta tomar agua mineral sola o con un poco de sabor. Puedes comprar el agua mineral por botella, o puedes hacerla tu mismo en casa con la máquina SodaStream (de venta en Amazon.com $69 dlls).
Enlaces Patrocinados

Añade un poco de jugo de frutas para agregar sabor, y eventualmente cambia el saborizante por cítricos, de esta manera obtendrás las burbujas que extrañas de la soda, pero tendrás más control en la cantidad de azúcar que añades.

8.- Aumenta la calidad y sabor de tu agua
También puedes agregar fruta o saborizantes naturales al agua natural. Muchas personas dicen que no les gusta el agua, pero en realidad no han experimentado lo suficiente con ella.

Te recomendamos agregar limón, naranja y rodajas de pepino a una jarra de agua en tu refrigerador, lo cual puede funcionar como una desviación cuando estés buscando una soda. Las bayas (berries, como fresas, frambuesas, arándanos) congeladas y la menta fresca son excelentes ingredientes para un refrescante vaso de agua fría.

9.- Deja la soda para ocasiones especiales
Ya que hayas roto con tu hábito de tomar sodas regularmente, puedes tratarla como cualquier comida chatarra: si realmente disfrutas el sabor, no hay ningún problema con premiarte ocasionalmente. De hecho, el saber que puedes tomarte una soda en tu día de descanso de dietas y/o ejercicio, puede ayudarte a no tomarte esa soda que se te antoja en este momento. Sólo hazlo desde el punto de vista educativo: si comprendes que la soda es esencialmente hecha a base de azúcar y saborizantes artificiales, entonces puedes tomar decisiones más inteligentes acerca de cada cuándo y cuándo vas a tomarte.

Quizas te pueda interesar

SALUD 1462295288073105134

SIGUENOS EN FACEBOOK

Loading...

Mas vistos

item