TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE LOS ESTEROIDES ANABOLICOS.

Enlaces Patrocinados

Los esteroides anabolicos son todo un mito de internet, miles niegan utilizarlos pero las personas que ya tenemos un tiempo en este...


Los esteroides anabolicos son todo un mito de internet, miles niegan utilizarlos pero las personas que ya tenemos un tiempo en este mundo del fitness sabemos cuando es muy evidente que un deportista esta utilizando farmacologia en su cuerpo, y ojo, no esta mal utilizarlos, pero si nos parece que esta mal mentirle a los usuarios y llenarlos de falsas expectativas. Pero vamos a empezar a hablar todo sobre los ciclos.

Loading...


¿QUÉ PROMETEN LOS CICLOS?


Letra pequeña aparte (de la que hablamos en las siguientes páginas), los ciclos prometen, llevando a cabo un entrenamiento, resultados visibles y rápidos. Lo más habitual es utilizarlos para conseguir un mayor volumen o definición muscular, pero también existen ciclos que incluyen sustancias sólo para perder peso. La duración estándar ronda los dos meses y medio, pero a partir de la segunda semana ya empiezan a notarse los primeros cambios. Si bien se distribuyen a través de todo el cuerpo, es común que los resultados más notables luzcan en la zona de los hombros y el trapecio, puesto que concentran un mayor número de receptores androgénicos, que son las partes de las células encargadas de identificar hormonas. El aspecto final puede variar, desde una apariencia más rocosa hasta una más fibrada u otra más inflada.
Enlaces Patrocinados

ASÍ ACTÚA UN CICLO EN TU CUERPO



Lo que tú y yo conocemos como ‘ciclo’ es un programa de administración basado en una combinación estratégica de esteroides anabólicos para aumentar al máximo los resultados de un entrenamiento. “Hay de diversos tipos, según los efectos que se busquen: aumentar volumen, masa muscular, definición…” explican el doctor Ángel Villamor, traumatólogo de Doctoralia y director médico del centro iQtra Medicina Avanzada, y el doctor José Mª Torregrosa, especialista en medicina deportiva. “Suelen durar entre 6 y 12 semanas, con un postciclo de entre 2 y 4 semanas. También los hay masivos o piramidales”. Por su parte, el doctor Luis Franco Bonafonte, secretario general de la Sociedad Española de Medicina del Deporte, advierte: “Las dosis no se basan en criterios médicos ni científicos”. 

Un ciclo estándar, que sería el que optaría por utilizar un tipo joven medianamente en forma (¿tú?) con el objetivo de estar más grande en verano, suele componerse de tres sustancias:



Deca-durabolin (decnoato de nandrolona)

Más conocido sencillamente como ‘deca’. Tiene una apariencia aceitosa. Se trata de un esteroide inyectable que se libera lentamente en el organismo e interfiere en la producción natural de testosterona. Es la sustancia que consigue ‘ponerte grande’.

Winstrol (estanozolol)

Es un anabolizante sintético muy popular, derivado de la testosterona. Tiene una apariencia acuosa. Su papel en esta función es el de ‘secarte’ de agua y de grasa, por lo que suele incorporarse en las semanas finales del ciclo.

Testosterona

Principal hormona sexual masculina, sirve sobre todo para aumentar la masa muscular y la fuerza. Se une a las proteínas y se elimina por vía renal. Tiene una apariencia acuosa. Lo que diferencia a unas testosteronas químicas de otras es su patrón de liberación en la sangre, que viene determinado por un compuesto orgánico llamado éster.

Como ves, cada químico tiene su papel y, de alguna manera, compensa a otro. Esta es la razón por la que los llamados ‘monociclos’, compuestos de un solo esteroide y por los que en ocasiones apuestan los novatos para iniciarse de una manera que ellos consideran suave, son una idea todavía peor.

Dos de las principales características de los esteroides son su carga anabólica (su capacidad de generar proteínas y crear músculo) y su carga androgénica (su capacidad para desarrollar síntomas de masculinización). Según el objetivo del ciclo, se emplean esteroides con cargas anabólicas o androgénicas diferentes. Por ejemplo, para conseguir masa y volumen se recurre a sustancias con cualidades anabólicas y androgénicas muy altas, mientras que si se persigue un cuerpo más definido, se opta por esteroides muy androgénicos pero no tan anabólicos.



El ciclo piramidal es, probablemente, el más común: se comienza con dosis bajas y se van aumentando por semanas, de manera que el máximo llega a la mitad del ciclo. La vía tradicional es la inyección intramuscular, habitualmente en la parte superior de las nalgas, aunque también hay quienes optan por inyectarlo directamente en los hombros, los bíceps o los cuádriceps. No está claro que el pinchazo ayude a desarrollar la zona en cuestión. Los esteroides de base acuosa no se mezclan en una misma jeringa con los de base oleosa (ya sabes: lo del agua y el aceite). Algunos esteroides también están disponibles en comprimidos, aunque el organismo los asimila en menor cantidad y de peor manera. “Al contrario de lo que piensan muchos, la vía oral es más tóxica porque conlleva un mayor desgaste hepático” advierte Francisco. “Lo que pasa es que hay quien la prefiere porque le da la sensación de no estar haciendo algo tan prohibido, como ocurre con las agujas”.

Lo primero que suele hacerse (o, al menos, lo que hacen quienes podríamos considerar medio precavidos dentro de lo arriesgado que resulta recurrir a estas sustancias ilegales) antes de empezar un ciclo es un análisis de sangre para comprobar que todo –especialmente el hígado- está en orden y que no hay marcadores tumorales. Después, junto a las sustancias citadas, suelen adquirirse protectores: medicamentos que aquí se utilizan para contrarrestar los efectos secundarios de los esteroides. Son como el paracaídas de cuando te tiras de un avión: quizá mola la sensación de caída, pero en algún momento tienes que echar el freno si quieres contarlo.

Uno de los protectores más comunes es el citrato de tamoxifeno (comercializado como Novaldex). Actúa contra los efectos de la aromatización, que no es echarte perfume, sino el proceso por el cual la testosterona que sobra muta y se convierte en estrógenos: la hormona femenina por excelencia. ¿Qué pasa entonces? Efectos como el desarrollo de senos (ginecomastia), la retención de agua, el aumento de tejido graso o el descenso de la líbido. Por otra parte, la HCG (gonadotropina coriónica humana), que suele presentarse en un polvo blanco deshidratado para mezclar justo antes de su uso con el líquido de una ampolla adjunta, se utiliza para evitar la clásica atrofia testicular. La silimarina (comercializada como Silarine o Legalón) o cardo mariano es uno de los más empleados como protector hepático. ¿Funciona? El doctor Franco Bonafonte lo tiene claro: “No tienen ninguna efectividad”.

Efectivos o no, lo cierto es que no existe ciclo que se plantee sin ellos, como tampoco existe sin el denominado postciclo (de unas 2-4 semanas de duración), durante el cual se administran sustancias como las ya citadas o como el glutatión, un potentísimo antioxidante, para ayudar a que el cuerpo regrese a sus valores hormonales normales y para alargar lo máximo posible los efectos del ciclo.
Enlaces Patrocinados


EFECTOS SECUNDARIOS

El precio de los esteroides no sólo se mide en dinero. Algunas de las consecuencias desaparecen al cesar su uso. Otras se vuelven crónicas. Estas son las más comunes.

Sobrecarga del hígado

Este es el órgano cuya actividad se ve más alterada por la toma de esteroides y las demás sustancias que componen un ciclo. Un elevado aumento de las enzimas hepáticas puede producir ictericia, tumores o peliosis (quistes llenos de sangre en el hígado).


Insuficiencia renal

Las proteínas sobrantes del cuerpo se eliminan por la orina. Cuando obligas a tus riñones a procesar cantidades industriales de proteína, llegan las complicaciones, que pueden ser en forma de cálculos o incluso cicatrizaciones. Si vas muy lejos, es probable que incluso después de haber suspendido los esteroides necesites diálisis.


Riesgo de infarto

Los esteroides elevan la tensión arterial y el colesterol. Unos niveles de testosterona demasiado altos provocan, entre otras muchas cosas, una reducción de la elasticidad de las paredes del corazón. Si, además, se toma alguna droga estimulante como la cocaína o un medicamento como la Viagra, el resultado puede ser fatal.


Riesgo de cáncer

La hormona del crecimiento no sólo crea hipertrofia muscular, sino también hiperplasia, que es la multiplicación de células. Y no es precisamente selectiva: proliferarán tanto las benignas como las malignas.


Atrofia testicular

Por explicarlo fácilmente: una de las principales funciones de tus testículos es producir testosterona. Si se la proporcionas a tu cuerpo de manera artificial, ellos interpretan que ya no pintan nada. Es entonces cuando emprenden la retirada, y llega el encogimiento y la infertilidad.


Abcesos

Pincharse en los músculos varias veces por semana durante algunos meses puede provocar heridas infectadas de pus, sobre todo si se mezclan esteroides acuosos con oleosos. Estas heridas se curan con antisépticos y desaparecen cuando se suspende el ciclo, pero pueden dejar cicatrices permanentes. Otros síntomas muy comunes relacionados con la piel son el acné y la alopecia.


Alteraciones psicológicas

Está demostrado que los tratamientos con testosterona aumentan la agresividad y la tendencia a la depresión. Desde los 90 se sabe también que pueden producir brotes psicóticos. El aumento de la ansiedad puede conllevar, además, a tomar tranquilizantes para poder dormir.

Quizas te pueda interesar

GYM 7362829507864120306

SIGUENOS EN FACEBOOK

Loading...

Mas vistos

item